Usted está aquí: Inicio > Conócenos > Comunicados > Galp mantiene la inversión y diversifica el mix energético
  • ES
     
  cerrar
compartir
 
cerrar
 

Galp mantiene la inversión y diversifica el mix energético 

  • 20 feb 2018
  • Institucional
 

• La inversión anual se sitúa cerca de los mil millones de euros
• La compañía apuesta por el mix energético con menor intensidad carbónica, con inversiones en gas natural y renovables en el mercado
• Brasil se mantiene como el gran motor de crecimiento, y Mozambique se posiciona en el eje estratégico para la próxima década
• Galp propone un aumento de un 10% del dividendo, hasta 0,55 € por acción

Galp está preparando su próxima fase de crecimiento en la que prevé mantener el ritmo de inversión y apuesta por proyectos que generan valor, no solo en upstream, que ha favorecido su acelerado crecimiento en los últimos años, sino también en otras oportunidades de negocio con soluciones de menor intensidad carbónica.

Este martes, la empresa actualizará en Londres su plan de inversiones hasta 2020, definiendo las líneas estratégicas orientativas para la próxima década, en un momento en que las grandes inversiones de la pasada década empiezan a producir más efectivo del que consumen.

La inversión girará en torno a proyectos de alto valor añadido, centrados (enfoque inequívoco) en la exploración y producción (E&P) de petróleo y gas. Galp desarrollará de forma equilibrada los restantes pilares de su actividad, fortaleciendo la solidez de su actividad en downstream y asentando las bases para la generación de energía a partir de fuentes renovables en el mercado, que refuercen la sostenibilidad de la empresa.

En esta fase inicial, el compromiso contará con un mínimo del 5% de la inversión anual hasta 2020, una proporción que deberá aumentar en los próximos años hasta acercarse al 15%, a medida que surjan nuevas oportunidades y que Galp vaya reforzando su presencia en el sector.

En la presentación de la estrategia durante el Capital Markets Day, el encuentro anual entre la alta dirección de la empresa y la comunidad financiera, Galp anuncia que, en 2018, la inversión estará situada entre los mil millones y los 1,1 mil millones de euros. La inversión media anual en el periodo 2018-2020 rondará los mil millones de euros.

Hasta 2020, E&P continuará representando cerca del 70% de la inversión total. Brasil absorberá la mitad de este valor, y Mozambique aproximadamente un tercio a partir del comienzo del proyecto LNG en la cuenca del Rovuma. Angola y las actividades de exploración y evaluación serán responsables de la franja restante de la inversión en E&P.

En el área de Exploración y Producción (E&P), Galp produce actualmente cerca de 100.000 barriles al día, y prevé aumentar la producción en aproximadamente un 50% hasta 2020. Actualmente, ya cuenta en su cartera con un conjunto de proyectos que permitirán la continuación del crecimiento durante la próxima década. En términos geográficos, la empresa está disponible para analizar de forma selectiva oportunidades que permitan reforzar su estrategia, tal y como sucedió recientemente con el refuerzo de la presencia en presal.

En Mozambique, Galp y sus socios están desarrollando una unidad de licuación flotante en el área de Coral Sul, la primera unidad que desarrolla descubrimientos de la cuenca del Rovuma y que prepara el desarrollo del proyecto de Mamba. Este será un proyecto cuya dimensión y competitividad permitirá a Mozambique ser uno de los principales productores de esta forma de energía, cuya búsqueda continuará en fuerte crecimiento durante la próxima década, con el objetivo de ser un proyecto realmente transformador para el país.

También será un proyecto clave en el posicionamiento de Galp en su transición hacia una economía más sostenible, reforzando la importancia del gas natural en su cartera de activos.

El gas natural es una fuente de energía primaria esencial para la reducción de las emisiones mundiales de CO2, sustituyendo al carbón en la producción de electricidad y siendo la fuente más eficiente, fiable y competitiva de sectores como la industria o el transporte, y como backup de las energías renovables.

Brasil estimula el crecimiento

La producción working interest de petróleo y gas debe registrar una tasa media de crecimiento anual (TCAC) entre el 15% y el 20%, en 2018, y se espera que alcance los 150 kboepd en 2020. A ello contribuirán las cinco unidades flotantes de producción que entrarán en funcionamiento en los dos próximos años —tres en Brasil y dos en Angola— que se suman a las nueve que Galp y sus socios tienen en funcionamiento, siete de ellas en Brasil. El principal impulso de crecimiento será el aumento de la producción en el presal brasileño.

Galp pretende desarrollar una cartera de proyectos ya identificados en Brasil y en Mozambique para después de 2020, cuyo desarrollo le permitirá asegurar un crecimiento sostenible a lo largo de la próxima década.

En downstream, la prioridad consiste en optimizar y expandir su presencia, tanto en el negocio del petróleo como en el gas y la electricidad.

En el área de Refino & Distribución, la empresa pretende implementar varios proyectos que aumenten la eficiencia energética e incrementen la capacidad de conversión.

En la Distribución, Galp buscará incrementar sus cuotas de mercado en Portugal y en España, apostando por la digitalización y por un nuevo tipo de relación más cercana con sus clientes. También buscará expandir sus actividades de distribución en el continente africano.

En Gas & Electricidad, la reducción de las oportunidades de trading en los mercados internacionales puede limitar las perspectivas de crecimiento a corto plazo. Por ello, la empresa continuará buscando captar oportunidades en esta área, pero también buscará mejorar la eficiencia en la distribución del mercado ibérico donde apuesta, además, por la digitalización para abrir una nueva era en la relación con los clientes así como para aumentar su cuota de mercado.

Perspectivas financieras y dividendo

El EBITDA debe situarse entre 1,8 y 1,9 mil millones de euros en 2018, asumiendo un precio de referencia de Brent de 60$. El flujo de caja de las operaciones (TCAC) debe registrar aumentos anuales medios superiores al 10% entre 2017 y 2020, estimulado por el ramp-up de la producción y con expectativa de una recuperación del precio de barril de Brent en 2020.

El TCAC del upstream a lo largo del mismo periodo debe progresar en torno al 30% anual, mientras que el downstream debe estabilizarse entre los 800 y los 900 millones de euros.

Frente a estas perspectivas, el consejo de administración de Galp decidió proponer a la asamblea general un aumento del dividendo del 10%, hasta 0,55 € por acción, que será la referencia para los próximos años. La evolución de este valor dependerá de la generación de caja y de la identificación de oportunidades creadoras de valor, manteniendo el compromiso de disciplina financiera, traducido en un ratio de deuda sobre EBITDA inferior a 2x.

« volver